cadenas musculares

 

 

Sabrás que el cerebro envía órdenes en forma de impulsos eléctricos hacia los músculos para que estos se muevan. Estos impulsos se trasladan hacia su objetivo mediante el sistema nervioso y sus neuronas hasta llegar al complejo moto-neurona, que no es más que la conexión entre la neurona y los receptores que activan las fibras musculares para que éstas se pongan en acción.

Una cadena muscular (corta o larga) es la relación que hay entre ciertos músculos y que actúan conjuntamente en un movimiento. A todo esto se le llama coordinación intermuscular.

 

 

LA IMPORTANCIA DE LA COORDINACIÓN INTERMUSCULAR

 

Para que un movimiento sea coordinado, efectivo, eficiente y armónico debe haber coordinación entre los músculos, es decir, que la cadena muscular sea de calidad.
Si no tuviéramos este tipo de coordinación a lo mejor iríamos a devolver una pelota de tenis con la raqueta y sólo levantaríamos el hombro, pero ni el brazo ni el antebrazo ni la mano actuarían conjuntamente para poder devolver adecuadamente esa pelota al adversario.

Otro ejemplo de cadena muscular es cuando andamos, el movimiento de la cadera, muslo, pierna y pie por un lado, y otras cadenas que actúan también en ese momento como el balanceo de los brazos o la leve rotación del tronco en cada paso.

No sirve de nada tener unos músculos muy fuertes individualmente pero que cuando actúan conjuntamente no son capaces de transmitir todo ese potencial que tiene cada uno al final de la cadena por donde debe proyectarse la fuerza. Sería como tener un ejército de grandes guerreros pero que cuando tienen que luchar juntos no saben organizarse, cada uno va ”a su aire” y se forma un caos sin oportunidad de enfocar toda la fuerza hacia un objetivo conjunto.

 

 

¿CÓMO MEJORAR ESTO?

 

Mejorar esto sólo te aportará beneficios, pues tus movimientos serán más coordinados y acertados, además de poder transmitir mayor fuerza y más rápida al final de esa cadena. Al fin y al cabo ganarás en fuerza funcional.

La mejor forma de mejorar esto es mediante trabajo funcional y mediante material que te permita manejar bien un movimiento complejo y completo.

 

Tips:
No realices ejercicios analíticos, por ejemplo curl de bíceps, esto es muy simple y no aumenta la coordinación entre músculos del brazo.
-Realiza ejercicios en los que intervengan varios músculos y varias articulaciones, por ejemplo salto de longitud, dominadas, natación, etc…
-Si incluyes material deberían ser gomas, kettlebell y poco más. Y por lo tanto ejercicios que se deban hacer con este material.
-Haz trabajar a las cadenas musculares en rangos de fuerza, así mejorará la conexión y relación entre los músculos intervinientes.

 

¡Entrénalo y no lo dejes de lado!

 

 

Y suscríbete al blog! 😉

Escribe un comentario

*

El e-mail no será publicado

Entrenador Personal   
Entrenador Personal en Madrid
Planificación de Entrenamientos Online

Sígueme en: