coordinación

La coordinación es una cualidad física y por ello debería ser entrenada. Es una cualidad que implica a todo o gran parte del cuerpo en determinados movimientos, en busca de un equilibrio perfecto entre cada una de las partes.

Requiere sustancialmente del sistema nervioso y de la percepción, así como del equilibrio.

 

SISTEMA NERVIOSO

El sistema nervioso envía órdenes desde el cerebro a los miembros y partes implicadas en la acción, tratando de desarrollar a la perfección lo que le corresponde a cada segmento corporal. Es decir, no debe estar sólo prestando atención al 100% a la flexión de la muñeca, sino que debe enfocar su atención al 100% también a la flexión del codo, a la extensión de la rodilla y a la visualización del balón por ejemplo. Todo ello llevado a cabo en el mismo momento precisa del sistema nervioso en su totalidad, pero no solamente desde el punto de vista mecánico para poner en marcha todos movimientos necesarios simultáneamente, sino también para llevarlos a cabo en su mejor expresión y de forma armoniosa y melódica, trazando una relación entre todas las partes.

 

PERCEPCIÓN

Durante una acción coordinada, la percepción visual es sumamente importante, igual que la propiocepción.
¿Qué es la propiocepción? Es la capacidad del cuerpo de percibir dónde está cada parte de tu cuerpo sin necesidad de mirarla y verla. El sistema nervioso te comunica dónde está por ejemplo tu brazo y cómo está colocado, aunque tú estuvieras con los ojos tapados.
Por ello, la percepción durante la coordinación se lleva cabo principalmente mediante la visión, pero la visión no lo abarca todo, así que para ello está la propiocepción también con la que puedes contar.
La percepción te permite enlazar cada parte de tu cuerpo en acción para que entre todos formen una unidad armoniosa y lógica que actúa.

 

EQUILIBRIO

En una acción que requiere de gran coordinación, el equilibrio es lo que engloba todo y hace que todo funcione.
Para entendernos, un símil:
Estamos construyendo una pared. El sistema nervioso sería el hecho de colocar los mejores ladrillos en el muro y todos a la vez, la percepción se encargaría de ver si están todos bien colocados y cómo está puesto cada uno y si el muro está torcido o no, y el equilibrio sería el cemento entre los ladrillos para que se unan y no se caigan, para que se mantenga la pared estable.
Comparamos:
El sistema nervioso se encarga de mover todas las partes del cuerpo implicadas a la vez y de la mejor forma posible, la percepción se encarga de saber dónde está cada parte del cuerpo y si todo sigue un orden, y el equilibrio engloba toda la acción para que sea estable y armoniosa, manteniendo el centro de gravedad correcto.

 

¿CÓMO MEJORAR LA COORDINACIÓN?

Una acción que requiere de mucha coordinación incluye cadenas musculares largas o varias cadenas simultáneamente. Por ello, la mejor forma de mejorar la coordinación es realizar varias acciones distintas al mismo tiempo, jugando con la dirección de los movimientos, segmentos desplazados, velocidad de acción y número de repeticiones. Cualquier cosa es válida, lo que se te ocurra.
Mediante circuitos es una buena manera de fomentarla y además entretenida.

Respecto a la carga, estaremos incidiendo en el 4º aspecto de la carga, la complejidad. Cuando más complejo, más difícil y por ello más coordinación será necesaria.

Esta cualidad física no influye en el físico para nada, la mejoría que se obtiene es interna, a nivel nervioso. No nos hará más fuertes o resistentes, pero sí que nos hará más completos. Si entrenas algún deporte en concreto con más razón, mejorarás notablemente y tu técnica se verá perfeccionada también.

 

¡No olvides de entrenarla!

 

Foto principal: Jon

 

Escribe un comentario

*

El e-mail no será publicado

   
Entrenador Personal en Madrid
Planificación de Entrenamientos Online

Sígueme en: