Seguimos con los principios del entrenamiento, atento! 😉

PRINCIPIO DEL ENTRENAMIENTO 3:
PRINCIPIO DE LA ESPECIFICIDAD

Es uno de los principios básicos del entrenamiento moderno, especialmente entre deportistas ya formados. En primer lugar se han de sentar las bases del entrenamiento a través del desarrollo de las cualidades físicas básicas (como hemos visto anteriormente con el principio 2), y por otro lado, han de desarrollarse unas condiciones específicas de acuerdo con las características particulares que encierra cada deporte.

Dependiendo del deporte o actividad que queramos llevar a cabo, necesitaremos un aprendizaje propio de los movimientos técnicos para poder obtener un resultado concreto, a través de ejercicios puramente específicos.

El cumplimiento de ejercicios específicos, producirá efectos biológicos específicos y adaptaciones al entrenamiento dentro del cuerpo que serán únicos para la actividad realizada (mayor desarrollo de la musculatura que se utiliza en la especialidad, coordinación, diferentes solicitaciones sobre los sistemas y cualidades físicas, etc…).

El principio de especificidad no debe entenderse como opuesto al de multilateralidad, sino como complementario. Esto es sumamente importante.

La especificidad es la clave, desde mi punto de vista, para llegar a lo más alto, para alcanzar las metas propuestas. Hay que entrenar de forma específica para lograr los objetivos. Un entrenamiento específico y programado para que así sea marcará un camino seguro hacia nuestra meta.

entrenamiento específico

 

 

PRINCIPIO DEL ENTRENAMIENTO 4:
PRINCIPIO DE LA SOBRECARGA

El principio de sobrecarga (también llamado principio del estímulo eficaz de carga o de umbral) no hace referencia a un exceso de trabajo, sino a un esfuerzo selectivo para estimular la respuesta de adaptación deseada sin producir agotamiento o esfuerzo indebido, que pueda provocar lesiones, desgaste físico y en muchos casos abandono o rechazo por la práctica física.

Para que se pueda producir un proceso de adaptación, la carga de trabajo utilizada debe superar un umbral de esfuerzo que es de diferente magnitud para cada sujeto.

Cuando se aplican estímulos de baja intensidad, inferiores al nivel de estimulación, no se produce ningún efecto de adaptación, salvo que este se repita sistemáticamente en muy cortos periodos de tiempo y durante un largo proceso, en cuyo caso se puede producir un efecto acumulativo. Cuando el estímulo supera el umbral de estimulación, se producirán cambios morfológicos y fisiológicos cuando se emplean cargas óptimas.

El organismo mejora su nivel de condición física por medio de la práctica y se provocan adaptaciones siempre y cuando las cargas sean lo suficientemente intensas como para suponer un esfuerzo significativo. Las adaptaciones beneficiosas de la actividad humana sólo se producen cuando responden a tensiones aplicadas a niveles superiores al umbral, dentro de los límites de la tolerancia.

El nivel a partir del cual se empieza a entrenar el organismo, el nivel a partir del cual se sale de la situación de mantenimiento y se empieza a forzar al cuerpo está entre 60-70% de la Frecuencia cardíaca y aproximadamente el 60% de tu 1RM, es decir, 10 repeticiones (en general).

sobrecarga

 

Así que ya sabes lo que debes hacer para progresar: Estimular por encima de tu ‘’zona de confort’’ al músculo y al organismo!

 

 

 

 

 

 

Biliografía:
– Álvarez del Villar, C. (1983). La preparación física del fútbol basada en el atletismo. Madrid: CAV.
– García Mansó, J.M., Navarro, M. y Ruiz, J.A. (1996). Bases teóricas del entrenamiento deportivo: principios y aplicaciones. Madrid: Gymnos.
– Gómez, J. (2007). Bases del acondicionamiento físico. Sevilla: Wanceulen.
– Grosser, M., Zimmerman, E. y Starischka, S. (1989). Principios del entrenamiento deportivo. Barcelona: Martínez Roca.
– Harre, D. (1987). Teoría del entrenamiento deportivo. Buenos Aires: Stadium.
– Navarro, F. (1994). Principios del entrenamiento y estructuras de la planificación deportiva. Madrid: C.O.E. /U.A.M.
– Oliver, A. (1985). Los principios metodológicos del acondicionamiento físico. En preparación oposiciones licenciados educación física. Madrid: Pila Teleña.
– Zintl, F. (1991). Entrenamiento de la resistencia. Barcelona: Martínez Roca.
Foto principal: www.factoriaderegalos.com
Foto 1: www.vicenteubeda.com
Foto 2: vivasindolor.org
Escribe un comentario

*

El e-mail no será publicado

   
Entrenador Personal en Madrid
Planificación de Entrenamientos Online

Sígueme en: