agilidad

La agilidad es el conjunto de cualidades físicas en su mejor punto concentradas en un solo cuerpo. No es tan sólo velocidad o flexibilidad como podrías pensar, sino fuerza (en todas sus versiones), resistencia aeróbica, velocidad, flexibilidad, coordinación, etc…

Para poder estar en el punto óptimo de cada cualidad física no vas a poder estar al 100% en cada una de ellas evidentemente, siguiendo el refrán popular ‘’el que mucho abarca poco aprieta’’, esto ocurre inevitablemente. Tienes que lograr tener tu mejor versión en cada faceta, pero al tener que darse todas ellas a la vez cada una no va a poder representar el 100% de su capacidad.
Si por ejemplo logras tener una buena fuerza máxima esto supondrá un inevitable aumento de la masa muscular y por lo tanto más peso que mover, por lo que tu velocidad por ejemplo se verá afectada, y aunque tu fuerza máxima esté al 100% de su capacidad tu velocidad tan sólo alcanzará el 60% (Son ejemplos al azar para explicar esto). Así que si quieres entonces mejorar tu velocidad tendrás que disminuir peso realizando ejercicio aeróbico, lo que producirá una mejora de tu resistencia aeróbica y disminución de peso a mover y por lo tanto tu velocidad será capaz de llegar más allá, sin embargo tu fuerza máxima se verá mermada.

Como ves, la agilidad ideal es tener cada cualidad física en su mejor expresión teniendo en cuenta que el resto de facetas también deben estarlo.

 

ENTRENAMIENTO DE LA AGILIDAD

La mejor manera de entrenar la agilidad es hacerlo por partes, y luego juntar todo en una prueba o ejercicio concreto. Un ejemplo claro de agilidad es el parkour, donde se aprecia claramente que la fuerza (potencia, explosiva, fuerza-resistencia, etc…), velocidad, flexibilidad, coordinación, resistencia aeróbica y demás están enlazadas entre sí y ese tipo de deporte exige que lo estén.

Para entrenar la agilidad, hay que entrenar mediante ejercicios funcionales y con tu propio cuerpo, esto puedes entrenarlo con un entrenador personal madrid. Las máquinas y pesas lo único que provocarán es que luego no coordines bien todo tu cuerpo a la vez además de no producir una fuerza efectiva en determinados gestos. Hacer un curl de bíceps no demuestra ningún tipo de agilidad, en cambio en el típico circuito de conos, vallas y obstáculos o paredes que saltar lo más rápido posible se demuestra a qué nivel está tu agilidad, y haber entrenado un curl de bíceps no te habrá servido para nada más que para aumentar el peso corporal que debes desplazar.

Prácticamente todo el trabajo lo realiza el tren inferior, ya que la agilidad está intrínsecamente unida a la movilidad y desplazamiento, por lo que la fuerza de tren superior no es tan manifiesta.

A parte de entrenar cada parte por separado para una correcta mejora y mejor trabajo, hay algunas pruebas que puedes usar para ir evaluando tu agilidad. Aquí algunas de ellas (tratar de hacerlas lo más rápido posible):

 

circuito 1

 

 

circuito 2

Espero que te haya ayudado a mejorar tu salud y condición física! Suscríbete y aprende a entrenar!

 

 

Foto principal: Jinto Corvalan
Foto 1: www.sindicatopide.org
Foto 2: www.efdeportes.com

Escribe un comentario

*

El e-mail no será publicado

   
Entrenador Personal en Madrid
Planificación de Entrenamientos Online

Sígueme en: