entrenador personal

 

Ahora mismo a día de hoy cualquiera puede ser entrenador personal, sin formación, y hay mucha gente que se pone en manos de personas sin formación suficiente y que sólo han entrenado a ellos mismo en el gimnasio desde hace un tiempo, y como están muy motivados con el ejercicio físico han decidido vivir de ello o ganarse un dinero extra de este modo.

 

Pero estoy aquí para explicarte por qué es necesario una formación adecuada para ser entrenador y por qué no lo puede ser cualquiera. La gente piensa que es fácil, pones una ‘’tabla’’ o ‘’rutina’’ de tal y cual ejercicio de abdominales y ya está. Se piensan que cualquiera lo puede hacer, y bueno, sí que es verdad que cualquiera puede hacerlo, otra cosa es que lo haga bien y sirva para algo.

 

 

PLANIFICACIÓN

Planificar una temporada sin fecha concreta porque alguien quiere adelgazar o planificar a un deportista con el objetivo sobre una competición no es tarea fácil. No es llegar y hacer cada día lo que se me ocurra según veo cómo avanza. No. Es tener en cuenta los conceptos de macrociclo, mesociclo, microciclo y aplicarlos, así como sus tipos que hay: de ajuste, de base, de descarga, de competición, de carga, de intensidad, etc… Y sus tipos también de manera de plasmarlos: progesivo ascendente, progresivo descendente, en meseta, alternado, etc… Y a todo esto hay que sumarle la realidad de las circunstancias personales de tu cliente, viajes de trabajo, imprevistos y demás que habrá que ir teniendo en cuenta.

 

EJERCICIOS

Hace falta conocer un amplio repertorio de ejercicios para cada músculo o grupo muscular, los mejores para unos objetivos u otros, los ideales para X persona, etc… Tener en cuenta las lesiones o patologías que puede tener X persona y qué puede realizar o no y relacionarlo con su objetivo. Cualquiera puede conocer miles de ejercicios, cierto, pero la cuestión es saber emplearlos adecuadamente para cada cliente, en el orden correcto, las veces correctas y la forma correcta de realizarlos. Y no sólo saber ejercicios con un máquina o mancuernas… También con gomas, TRX, bosu, lastres, comba, chaleco, en suelo, en barra, estiramientos, etc…

 

ENTRENAMIENTO Y CARGA

Muy importante este tema claramente. Conocer los 4 aspectos de la carga: Intensidad, volumen, densidad y complejidad y saber aplicarlos y desarrollarlos adecuadamente a cada cliente, y repito, a cada persona. Porque que una persona sepa hacerlo para sí misma desde hace años está muy bien, pero una cosa muy distinta es hacerlo para otras personas. Ahí a parte de la teoría y formación entra parte de experiencia y conocer adecuadamente al cliente y a su cuerpo porque cada cuerpo es diferente. Todo esto evidentemente hay que relacionarlo y meterlo con la planificación, juntarlo y sacar de ahí un programa de entrenamiento lo más eficaz posible. ¿Ya va pareciendo cada vez más difícil no?

En el blog tienes varios artículos hablando sobre ello.

 

PRINCIPIOS DEL ENTRENAMIENTO

Se requiere conocer los 13 principios del entrenamiento según Navarro, lo básico para desarrollar correctamente un programa de entrenamiento perfecto. Saber lo que significan y cómo usarlos o aplicarlos. Individualidad, variedad, etc… En el blog tienes varios artículos hablando sobre ellos.

 

entrenador personal

 

 

MÉTODOS DE ENTRENAMIENTO

Se requiere no sólo conocer mil ejercicios, también los métodos adecuados para programar una sesión y acercarse cada vez más a la meta común (sí, común, porque las metas de los clientes deben ser las del entrenador también). Que si full body, Weider, HIIT, HIT, pliometría, tabata, fartlek, pirámides, etc…

Algo clave para poder entrenar a otra persona. Saber aplicar lo conveniente a cada sujeto y en cada momento de la planificación que previamente se desarrollado teniendo en cuenta la temporada que se tiene por delante y la carga que se va aplicar (y sus aspectos).

Date cuenta que cada vez se van sumando más cosas al carro a tener en cuenta, y un entrenador debe saber conjugarlo todo adecuadamente para lograr el objetivo sin lesiones y en el mínimo tiempo posible (dentro del sentido común).

 

MOTIVACIÓN

No me refiero a saber motivar al sujeto X, que eso te puede salir de forma natural o puedes trabajarlo y con u poco de rodaje es fácil de hacer. Me refiero a tener en cuenta la motivación del cliente hacia la sesión o tarea a realizar. Por ejemplo, le dices un ejercicio a realizar al cliente y debe realizarlo a alta intensidad, pero resulta que no le convence nada y que no le motiva para nada, por lo que lo realiza sin ganas y no a la intensidad que se requiere, y además se desmotiva afectando al resto de la sesión e incluso para la siguiente. ¿qué hacemos en esa situación? Eso se puede evitar con una buena entrevista inicial para conocer los gustos del cliente o en la propia sesión sabiendo improvisar alternativas que sirvan para el mismo objetivo y trabajen lo mismo, pero que además motiven al sujeto. Nada fácil. Y además improvisarlo en un tiempo récord para no perder tiempo.

 

CONOCIMIENTOS

El sujeto X te puede preguntar cualquier cosa en cualquier momento sobre entrenamiento o nutrición y un entrenador debería en principio poder resolver sus dudas. Para ello se requiere una continua formación, hablar con compañeros de trabajo, ver videos formativos, etc…

 

 

Bueno, como ves, no es llegar y plantarle al cliente una tabla estándar para tren inferior. Por todo esto que he explicado, que no te parezca caro el precio que cobra un entrenador personal de verdad. Es posible que tú sólo tengas en cuenta y recibas la ‘’sesión presencial’’ y pienses que sólo estás pagando esa hora que entrena contigo, pero en realidad lo más costoso para el profesional y lo que más valor tiene es todo el trabajo que tiene detrás.

 

Por ello, un entrenador personal que cobra barato en comparación con otros, desde mi punto de vista, no va a realizar un buen trabajo, sino que va a ser alguien que cada día piense unos ejercicios distintos para entretenerte y ya está. El buen trabajo tiene un precio. Yo no entiendo a un entrenador personal que cobra menos de 25-30€/sesión, ya que si de verdad emplea el tiempo de trabajo que debería emplear con cada cliente para hacer bien su papel no le saldrían las cuentas.

Ahora, si quieres simplemente a un animador o un compañero que te entretenga con ejercicios nuevos cada día, entonces sí, págale 15€/hora y fuera. Tú sabrás lo que quieres. Es tu decisión.

 

 

Que vaya bien y a entrenar a muerte! Y suscríbete al blog titán! 😉

Escribe un comentario

*

El e-mail no será publicado

Entrenador Personal   
Entrenador Personal en Madrid
Planificación de Entrenamientos Online

Sígueme en: