complejidad

La complejidad, aunque no lo creas, es parte de la carga. Es verdad que no es un aspecto digamos tan físico como el resto, sino que incluye más aspectos coordinativos y perceptivos, pero sí, es parte de la carga.
No se tiene en cuenta nunca más que en deportes reglados con componentes técnicos complejos. Pero voy a hablar igualmente de este cuarto aspecto.

La complejidad de la carga se define como la dificultad asociada a una acción, a un ejercicio. Cuanto más difícil es un ejercicio más complejo es.

Este es su esquema básico:

Complejidad = Dificultad

 

MEDIR LA COMPLEJIDAD

La complejidad de un ejercicio consiste en movimientos que impliquen una o varias cadenas musculares completas, aspecto de coordinación, aspectos perceptivos y/o la técnica de ese deporte en concreto. Mediante estos componentes podemos medir la complejidad.
Respecto a la técnica del deporte en concreto evidentemente sólo la podrán tener en cuenta aquellos deportistas que entrenen para un deporte. Si eres de gimnasio o fitness o cualquier otra actividad física que no requiera de técnica especial este aspecto déjalo de lado. Cierto es que para hacer un press de banca o flexión o cualquier ejercicio para preparación física se requiere técnica para no lesionarse y trabajar bien, pero esa técnica es tan mínima y limitada que no puedes incidir sobre ella para aumentar la complejidad del ejercicio.

En cambio sí que puedes usar la percepción, como en el crossfit, o la coordinación como ocurre también en los ejercicios calisténicos. Y puedes realizar ejercicios funcionales con cadenas musculares completas.
Evidentemente la complejidad es muy subjetiva y depende de las cualidades de cada uno a la hora de aumentar la complejidad de un ejercicio.

Es el aspecto menos importante de la carga, pero a veces puede ser útil entrenarlo y la verdad es que nunca viene mal tener esto en cuenta, ya que no sólo somos músculo y hueso, también contamos con equilibrio, percepción, coordinación, etc…

La complejidad es parte de la carga porque supone una carga para el organismo, algo que tu sistema nervioso básicamente y tus cualidades no físicas deben afrontar, y por ello suponen una involucración mayor de estas partes durante el ejercicio. Para la intensidad por ejemplo supone un músculo más implicado, pues ocurre lo mismo, para la complejidad se necesita un sistema nervioso más implicado también, lo que aumenta la carga que debe asumir tu cuerpo.

 

 

 

Y con este último artículo acabamos la serie sobre la carga, para que te enteres bien de lo que significa y lo que comprende este término. No es sólo intensidad o volumen, es también densidad y complejidad. Aquí tienes todo sobre la carga, lo más completo!

 

 

Foto principal: Elvert Barnes
Escribe un comentario

*

El e-mail no será publicado

   
Entrenador Personal en Madrid
Planificación de Entrenamientos Online

Sígueme en: