Imagínate que quieres entrenar la fuerza máxima dinámica, es decir, con movimiento, y no tienes nada más que una cuerda… ¡Pues muy fácil! Sólo necesitas que tu amigo te ayude con ello y así puedas trabajar en tu sesión aquello que quieres.
No hacen falta pesas ni máquinas ni material férrico… Como sabes, yo soy un defensor del trabajo con el propio cuerpo o con poco material o que éste sea muy sencillo, así que… ¿Qué más sencillo que una cuerda?
Así con este video puedes aprender distintos ejercicios para entrenar la fuerza máxima con una cuerda y verás que no es necesario un gimnasio allá a donde vayas de vacaciones 😉

Escribe un comentario

*

El e-mail no será publicado